La buena educación en el foro

Por desgracia, cada vez es más habitual que en el seno del proceso penal, donde encontrándose en juego la libertad de los ciudadanos cabría esperar un particular decoro, se pierdan las formas por parte de los profesionales intervinientes, incluyendo también a los abogados. Sobre esta cuestión me pronuncio, al hilo de la nulidad de una condena por injurias a un Letrado, en un reciente artículo.

Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar