Los nuevos plazos máximos de instrucción

Entre las múltiples novedades de la última reforma procesal, en vigor desde el 6 de diciembre de 2015, se encuentra el establecimiento de nuevos plazos máximos de instrucción. Son numerosos los operadores jurídicos que ya han planteado cuáles podrían ser las consecuencias del transcurso de esos plazos sin haber finalizado esa fase del proceso penal: ¿sobreseimiento?; ¿apreciar la atenuante de dilaciones indebidas?; etc. Sobre estas cuestiones versa una reciente publicación de nuestro director, a cuyo contenido nos remitimos.

Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar